#verdadesqueacomodaneincomodandelorena Un regalo de amor

0
121

Todos los días, en el mundo gracias a la donación de un órgano se salva una vida. Se ama tanto la vida que no queremos renunciar a ella, sin embargo, existen miles de personas en todo el mundo que esa chispa se va acabando poco a poco. Tenemos muchas razones para vivir, somos padres, madres, hijos, hermanos, amigos, y un buen día, perdemos sin querer no la voluntad de vivir, sino la capacidad de vivir. De acuerdo a las estadísticas cada día mueren en promedio 17 personas esperando la donación de un órgano, cada nueve minutos se suma una persona más a esta lista, y tan solo en lo que va de septiembre de 2020, 109,000 personas a nivel nacional están en espera de un trasplante de riñón, hígado, corazón, córneas, médula, lo increíble del cuerpo humano, es que una sola persona con su donación puede salvar ocho vidas. Hablar de este tema, no es fácil, quién no ha vivido en carne propia una situación semejante, no se imagina el dolor que se vive al ver que la vida de una persona a quién se ama, se escapa de a poco, se pierde muchas veces la esperanza, la fe, la paz, la familia. Hace 5 años, mi hermana menor, presentó un cuadro de gripe, al acudir al médico el diagnóstico fue devastador, sus riñones colapsaron, había que dializar, en esos momentos, esa palabra jamás figuró en mi vocabulario, desconocía por completo la dimensión del problema, como familia se dividieron opiniones, una parte se negaba aceptar que su jovencita de 20 años, sana totalmente estuviese ahí, en el hospital, a punto de morir, la otra parte decía que se hiciera lo que fuera pero la prioridad era salvarla. Cambió la forma de vida de todos los que estábamos cercanos a ella, aprendimos a dializar, a preparar los alimentos, el cuidado, la higiene, las costumbres, ella, la otrora joven llena de sueños se vino abajo, estar pendiente de realizar la diálisis 4 veces al día es agotador para él que la recibe y para quien la hace, sin embargo, escuchamos que podía ser candidata a la donación de un riñón cadavérico, pero entrar a lista de espera puede llevarle años y quizá no viva siquiera para cuando eso ocurra, somos 9 hermanos, de los cuales 5 son varones, ninguno se atrevió a proponerse como candidato cuando nos dijeron que podía realizarse un trasplante con un donador vivo, si es familia mucho mejor. Las 4 hermanas se sometieron a las pruebas, dos fuimos descartadas por padecer hipertensión, quedaban dos, una de ellas inició el proceso, después, quizá por el miedo claudicó, quedaba solo una, la más rebelde, la oveja negra de la familia por su carácter, por su fuerza, y sin más dijo “Yo”, inició un largo proceso de más de un año, de análisis, pruebas, médicos, estudios, más médicos, hasta que una mañana nos hablan del Centro Médico Siglo XXI, había que llevarlas, las pruebas estaban más que superadas, compatibles al 99.99% como si fuesen gemelas idénticas, y entre ellas se llevan 6 años de diferencia. Valió la pena todo lo vivido, las veces que lloramos pidiendo un milagro, las veces que nos preguntamos “¿Por qué a ella?, las veces que renegamos, las veces que nos caímos ante la falta de recursos, hoy a cinco años del trasplante, mi hermana volvió a la vida, con más amor, con más ilusiones, la donante sigue siendo esa guerrera, esa oveja ya no negra, es mi oveja blanca, la que dio el mejor regalo de vida, un regalo de amor. Espero que este artículo toque el corazón de mucha gente, que lean esta pequeña historia, que se anoten en la lista de donadores de órganos, pueden hacerlo en vida, pueden hacerlo después de la vida, existen muchas maneras de dar un regalo de amor, no saben quién necesite en estos momentos ese regalo, entre los 18 y 60 años se puede donar, en México en el Centro Nacional de Trasplantes puedes solicitar información y decidir ser donador, alguien puede vivir con tu corazón, tu riñón, tu médula, tu páncreas, alguien puede volver a ver la luz del sol a través de tus ojos. Sé parte de quienes dan un REGALO DE AMOR. Maestra Lorena Resendiz

#verdadesqueacomodaneincomodandelorena Un regalo de amor 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

nineteen − 11 =