martes, mayo 24, 2022

De Dos a Diez Días #verdadesqueacomodaneincomodandelorena

spot_img

En esta ocasión hablaré por la voz de alguien que vivió una situación que no es exclusiva de una persona, ¿Cuantos de nosotros que dependemos de los servicios digitales nos hemos quedado de pronto incomunicados? De inmediato nos comunicamos al proveedor con el cuál contratamos el servicio y de manera indiferente, después de escuchar una máquina que oferta un menú de “marque a… si necesita x servicio” para terminar con una voz que dice que el servicio presenta fallas y el tiempo para restablecerlo es de dos a diez días. Esta es la colaboración de alguien que es muy importante para mí y el cual me tuvo en suspenso por culpa del internet.
DIEZ DÍAS SIN INTERNET.
En esta época, en la que todo se mueve y gira mediante el internet, dependemos para realizar nuestras actividades cotidianas de este servicio de la tecnología, es un hecho que los adultos del otro siglo tuvimos que aprender a aprender el uso y manejo de dispositivos digitales, no ha sido fácil, ya que pocos son los que han tomado cursos en sistemas computacionales, otros hemos aprendido de manera empírica, preguntando a los jóvenes, pidiendo apoyo a quienes son expertos en la era tecnológica, ensayo y error, nos da temor el impacto que ha logrado una nueva era, me sorprende como un teléfono celular se ha adueñado de la vida, del mundo, de la intimidad, de la personalidad del ser humano
Definitivamente no estamos en contra de la tecnología, por el contrario, bienvenidos todos los avances que nos ayuden a un mejor vivir y una mayor productividad. ¡Bienvenida la modernidad de la era digital! Sin embargo, deseamos fervientemente, que este despliegue de tecnología, este estilo de vida moderno, elimine los viejos y eternos vicios del ser humano como la irresponsabilidad, la apatía, la ineficiencia y la falta de respeto por los derechos de los demás.
Es increíble que, con tanta modernidad, continuemos albergando todos estos vicios tan antiguos como la humanidad misma. Es increíble que sabiendo que hoy en día, todo se mueve por el internet, la empresa que se encarga de proveer este importantísimo servicio actué tan irresponsablemente.
Con bastante frecuencia, el servicio de internet se interrumpe; desde luego, de inmediato se realiza la solicitud para que se restablezca esta herramienta tan básica hoy en día, increíblemente, la principal empresa proveedora de telefonía e internet responde indolentemente “que el servicio se restablecerá de DOS A DIEZ DÍAS” aun conociendo la enorme necesidad que se tiene porque existen hijos estudiando a distancia, negocios, trabajo, se tenga que esperar por días para que el servicio se restablezca. Esto es una falta de responsabilidad, una falta de capacidad del proveedor.
Primero: si el servicio se interrumpe constantemente, esto significa que no se tiene la capacidad para prestar el servicio y ante esto, la autoridad debe intervenir y permitir que realmente haya varias empresas independientes unas de otras, que ofrezcan el servicio de manera eficiente y no se permita que la economía de un país se detenga por la falta de capacidad de una empresa para responder a lo que se ha comprometido a ser proveedora. Dice poder, pero no puede.
Segundo: nada en la vida es infalible. Eso lo entendemos todos. Sabiendo esto, la empresa proveedora de internet, debe tener planes de contingencia para restablecer el servicio en minutos. Si no los tiene, esto significa que no tiene la capacidad de ofrecer este servicio básico e importante hoy en día. Sí la comunicación tecnológica se interrumpe, debe de reestablecerse en minutos y no en días, depende de esto, trabajos, negocios, estudios, la economía de una familia, de una empresa, de un sistema
Tercero: al momento de que la empresa prestadora del servicio de internet manifiesta estar dispuesta a devolver o a no cobrar el servicio durante los días que no lo tiene disponible, esto lo entiendo como una falta de compromiso, como una falta de capacidad, como una falta de respeto, como una muestra de no querer hacerse responsable del servicio que ofrece. No quiero la devolución del dinero, no quiero que no me cobren la falta de servicio. QUIERO, NECESITO EL SERVICIO DE INTERNET.
Con esta actitud de “te devuelvo tu dinero” esta empresa demuestra su falta de compromiso, su falta de honestidad, su falta de capacidad para ofrecer y prestar el servicio. No se trata solo de dinero. Se trata de contar con los servicios digitales tan necesarios en la época actual, aunado a esto por la contingencia sanitaria que se vive, en la cual las actividades cualesquiera que sean se realizan a través de la tecnología de la información.
Quizá se piense que exagero, pero decirle a un cliente que no le puede facturar porque no hay internet y verá lo que sucede, quédese sin internet en cierre de mes y luego me comenta como le fue, trate de tomar las clases en casa sin internet, deje de comunicarse con las personas que esperan noticias suyas, deje que se sienta aislado del mundo y con la impotencia de no realizar las cosas cotidianas que se ocupan segundo a segundo del día.
Que se sancione a esta empresa por su irresponsabilidad y que se busquen alternativas reales y efectivas para que se preste el servicio de tecnología de manera eficiente, otra solución sería regresar al sistema de vida donde no se ocuparan los dispositivos digitales y así no tener que depender de empresas tan irresponsables e ineficientes, sin embargo es una realidad que no es posible, vivimos una nueva era, creamos máquinas con un poder inimaginable, tanto que no existe comunicación sin el uso de la tecnología, pero algo que jamás tendrán estos dispositivos tan modernos y eficientes, es la capacidad del ser humano de improvisar, crear, sentir, pensar.
Maestra Lorena Reséndiz

Reciente
- Advertisement -spot_img
Relacionadas
- Advertisement -