martes, mayo 24, 2022

De por qué las giras a veces crecen y otras fracasan Por si usted no lo sabía

spot_img
Buenas tardes a [email protected] quienes hacen el favor de acudir a este espacio de opinión e información, hecho para y por ustedes quienes tan atinadamente señalan los puntos que quisieran ahondar. Pero: ¿Han escuchado ustedes la expresión que dice “me traen como loro a toallazos”? Pues así sentimos los que dedicamos tiempo, ojos y riñones a investigar cuál será la mejor línea informativa para ustedes, o perfilar la forma de tatar un tema para coadyuvar con la reflexión del mismo, y que sea trascendente y útil a la larga o la corta. Lo que pasa es que en este país sobrevienen tantísimas cosas todos los días que una no sabe por dónde empezar. Vamos por una fácil de entender: el gobernador de Michoacán ha declarado que él ya no va luchar en contra del crimen organizado, pues va a establecer un “enfoque social” que lo contenga, o algo así. Pero la necia realidad, precisamente hoy en Nueva Italia, Michoacán, un convoy del Ejército fue literalmente correteado por un grupo del crimen orgnizado y sacado de las tierras que dominan hasta la carretera Siglo XXI. ¿Requiere esto explicación? No. Sencillamente no se gobierna, no cumplen con sus promesas y parece no importarles cuál será el futuro, no digamos de su estado, sino del país. Como todos saben, el presidente de México anduvo de gira por Centroamérica y Cuba. Ha de venir inflado de contento porque le juro que pasando la frontera sur “todo es Cuautitlán”. México semeja ser el primer mundo comparado con esos países tan castigados por sus regímenes políticos fallidos, corruptos, improvisados, y azotados por la guerrilla y/o la delincuencia. Ofreció, ignoro por qué, lo que ni nuestro país tiene: atención de los enfermos de Guatemala en el IMSS Bienestar. ¿Cómo le haremos sin equipos, personal suficiente, sin insumos y sin medicinas? ¿Acaso va a cobrar una cuota para reabastecer las clínicas emprobrecidas del sur de México? ¿Pronto Chiapas será el Houston de México? ¡Si no fuera tan trágico, juro que me reiría! Pero ahí no paramos: Resulta que en Cuba con Díaz Canel firmó un convenio para traer 500 médicos cubanos. Se trata de especialistas en Pediatría a los que enviarán a la “salvaje” zona de la montaña de Guerrero. Por si usted no lo sabía hay una condena internacional por este trasiego de médicos cubanos y de otros países dictatoriales por el mundo. La causa es la paga, lo económico. Pregúntese usted, clarividente lector: ¿Usted cree que esos 500 van a cobrar ellos, o su embajada? ¿Usted cree que si vienen de un país sin medicinas y hospitales no equipados y llegan a una situación similar van a servir de algo? Además, IMSS Binestar no atiende especialidades. Lo interesante está en la capacitación militar de los médicos cubanos; ellos están indoctrinados desde que son niños “Pioneros”. Ignoro si a estas alturas creen o no en las patrañas que les meten en la cabeza respecto a sus sistema de gobierno, pero que pueden serles muy útiles aquí a los cuatroteístas, ¡no lo dude ni tantito! No curarán, pero para hacer propaganda se pintarán solos. Bueno, eso si no los asesinan por allá en al sierra o los enrolan a las filas del trasiego. Las vacunas que van a comprar a la nación caribeña no se han certificado ni en los protocolos iniciales de aprobación para aplicarse en humanos, ¡y ésas son las que van a ponerles a nuestros niños de 2 años en adelante! ¡Piedra del Santo Sepulcro!, cae sobre estos malogrados, gritó mi abuelita. Pero claro, tras tantos despistes y auxilios no quedó más que entregarle la medalla de la Orden José Martí, la más alta condecoración que puede darse a un cubano o a un extranjero por abonar a las causas de la PAZ, por logros sobresalientes en la Educación, la Cultura, las Ciencias , los Deportes o el Trabajo Creativo. ¿Necesito explicar por qué no entiendo la decisión de condecorarlo? Con todo respeto sea dicho… Y claro, como “hijo” entenado de José Martí ahora se siente en el deber de manifestar a EEUU cómo organizar la fiesta de los países miembros de la ONU. Hay 3 qué él quiere ver allí: Nicaragua, Cuba y Venezuela, aunque no los llame por su nombre, Andrés Manuel opina que vayan todos, pero no menciona sus nombres. Estos países ni respetan los derechos humanos ni practican la democracia. López Obrador sería muy valiente si increpara a Biden reclamándola la presencia “de mis tres amigos dictadores”, porque me caen bien, o como asevera él mismo: “Quién es uno para andar juzgando al prójimo”. No sé usted, pero dado que EEUU es el 9º socio comercial de Cuba, yo me atrevo a aconsejarle que no vaya a la Asamblea. Mejor Marcelo, sabrá qué hacer. Escribe: Guadalupe Elizalde
Reciente
- Advertisement -spot_img
Relacionadas
- Advertisement -