#VenyVeras “Cosas buenas de la pandemia’

0
90

Antes que nada agradezco al medio que me ha dado la oportunidad de escribir para comentar algunas ideas, reflexiones o acontecimientos actuales o de la historia; de repente nos vemos envueltos en actividades rutinarias que no nos damos el tiempo de contemplar, de disfrutar, de admirar lo que tenemos a nuestro alrededor, de lo que hay detrás de una fotografía, una máxima, una historia, por eso decidí llamarle a esta columna “Ven y veras”.

Tenemos más 100 días que fuimos invitados a quedarnos en casa, en algunos escenarios fue de manera obligatoria y de forma inmediata, llegamos a pensar que eran exageradas las medidas que se tomaban por parte de nuestros gobiernos en los diferentes niveles, municipal, estatal y federal, ya que empezábamos a tener opiniones encontradas y con líneas bastante distintas, ello provoco que iniciara una polémica entre la sociedad, grupos de amigos, colaboradores y familias, donde se provocó una polarización más acentuada, que si estabas de acuerdo, que si era cuestión política, venganza, invención, etc,etc,etc lo que nos dejo fue a ser más tolerantes si queríamos conservar la relación con quien interactuamos día a día, entendimos que aun la misma situación tenemos diferentes maneras de ver las cosas, porque hasta la fecha hay quienes siguen sin creer que esto esté ocurriendo, porque la sensibilidad llego hasta cuando a algún conocido, a un familiar, o un amigo le detectaron Covid19.

Nos dejó el mirar la salud personal como algo importante en nuestras vidas, pporque los diabéticos, los hipertensos, los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con cáncer eran “vulnerables”, antes también lo eran pero no se tomaban en cuenta, algunos por la sociedad, otros por el mismo Patrón, pero desgraciadamente otros por si mismos no se consideraban vulnerables como lo fueron quienes tenían problemas de obesidad, donde se reduce la prospectiva de vida, eso depende en la gran mayoría de los casos de nosotros mismos, de cuidar nuestros hábitos alimenticios, de buscar tener una vida saludable, de mantenernos con una buena condición física, porque me di cuenta que cuando la recomendación fue quédate en casa, muchos al saberse en sobrepeso u obesidad había un mayor riesgo así que decidieron activarse, en casa tomaron clases usando las plataformas y medios digitales, pero se tuvo esa conciencia que a muchos nos hacía falta recordar, mente sana, en cuerpo sano.

Aprendimos cuán importante es el trabajo, porque desgraciadamente muchos lo perdieron, casi 2 mil personas ante el IMSS en el periodo de abril a mayo, más lo que se acumularon en el periodo más crítico; no había clientes, negocios cerrados, industria parada, solo la industria esencial continuaba, muchos nos preguntábamos ¿qué era lo esencial? Descubrimos que lo esencial era tener un trabajo, era conseguir manteniendolos activos, pero que también era esencial mi salud, así que se deberían combinar ambas cosas, nos acostumbramos a ello y ahora que estamos en la nueva normalidad debemos de cuidar nuestro trabajo sin descuidar mi salud.

Nos dimos tiempo de calidad con la familia, porque se llegaron momentos de retrospectiva, porque se quedaron vacaciones sin salir, reuniones familiares canceladas, fiestas de cumpleaños sin celebración, pero hubo quienes no lo hicieron ya que consideraron importante la reunión, que valía la pena correr el riesgo, porque eso era algo que invento el gobierno, ya sería mala suerte que nos tocara; pero hoy tuvimos tiempo suficiente para mirar a nuestro entorno, a los que nos rodean , a los que amamos y conocemos a alguien que está padeciendo cáncer, a alguien mayor a 60 años, a un niño, o algún bebe y que por ellos estas dispuesto a dar todo, porque es para lo que trabajas vives y sueñas.

La amistad se fortaleció, porque debido a que ya no podemos estrecharnos de mano ni darnos el beso de saludo nos hizo recordar las veces que dejamos de estar presentes en la reuniones en las que fuimos invitados, porque al estar cerrado un restaurante o un bar en el momento en que valoramos la amistad no podíamos compartir la mesa ni decir salud, así que se retomaron los grupos, de la secundaria, de la prepa, los amigos del barrio y lo que nos interesaba saber es como estaban, proponer fechas de la siguiente reunión y tener la esperanza de volverse a ver para hacer lo que muchas veces se pospuso.

En fin muchas cosas buenas dejo la pandemia, si no me crees, Ven y veras.

José Guadalupe Román Flores

#VenyVeras "Cosas buenas de la pandemia' 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 8 =