#verdadesqueacomodaneincomodandelorena El canto de las sirenas.

0
211

El fin de semana pasado, viajé a la ciudad de Querétaro y escuché sin querer una plática entre una jovencita y un hombre, no tenía intención de enterarme de una plática entre dos personas desconocidas, intenté prestar atención a la película que se proyectaba, sin embargo la voz del joven era fuerte y aun cuando portaba el cubre bocas, el aliento que emanaba llegaba a mí y no era nada agradable, quiero referirme a este caso que llamó mi atención y lo relaciono con los feminicidios que lastiman, dañan y preocupan a la sociedad, las mujeres están en riesgo, enemigos silenciosos acechan y cobran vidas inocentes. La chica que menciono, venía ya sentada en el asiento trasero al que yo ocupé, antes que el autobús saliera subió este hombre al cuál nadie prestó atención, se sentó al lado de la joven y comenzó el acoso. Empezó por decirle lo bien que se veía vestida con el pequeño short que llevaba, le preguntó su nombre su edad, su ocupación, parecía que estaba haciendo una entrevista, la jovencita dijo su nombre, su edad, 21 años, vive en San Juan del Río, estudia turismo, no tiene novio y acude a la capital porque se va de antro con sus amigos, y así prosiguió el interrogatorio, el tipo, muy seguro de sí habló de él, tenía 24 años, cosa que la chica dijo no creerle, y éste le dijo que esa era su edad, que podría mostrarle su pasaporte, su licencia pero no las traía, dijo ser de Jalisco, la joven le preguntó de qué lugar en específico, dudó en responder y después dijo que de Zapotlán, la joven dijo que tenía un amigo de Guadalajara, de pronto, sonó el celular de ella y este hombre le quita el teléfono y le dice que no conteste, que está platicando con él, es más, que cancele la cita con sus amigos, que la invita a comer, o un café, o la lleva de antro. La chica estaba emocionada, por la forma en que respondía a las preguntas de este joven, no pude sustraerme a su plática por la forma en la que acosaba con una plática por demás exagerada, le mencionó que todos tenemos sueños frustrados, que cuál era el de ella, la chica dijo que quería ser odontóloga pero no logró ingresar a la carrera, él dijo que quería ser médico, pero que una vez entró a un quirófano a una cirugía de cadera, que al anestesista se le pasó la dosis y la persona no murió pero sufrió mucho, al decir esto, no pude evitar reír y llamarlo tarado mentalmente, si no entró a estudiar medicina, ¿Cómo estuvo presente en una operación? Siguió la plática, insistía en que la joven no fuera a la reunión con sus amigos, ella decía que ya había quedado con ellos, para conmoverla utilizó la parte sentimental, dijo que vivía solo, que sus padres se encontraban viajando y que la soledad le pesaba mucho, que se sentía mal llegar a los lugares que frecuenta y siempre solo, además que es un hombre religioso, ya que cada año camina 100 kilómetros para visitar a la virgen de Talpa, camina 50 kilómetros en la noche y los otros 50 por la mañana. A estas alturas, la chica iba confiando más en él, contó cosas íntimas que le habían ocurrido con un ex novio, íbamos llegando a la estatua de Conín y este hombre urgía a la joven de cancelarle a las amigas para que se fuera con él, que irían a su casa por su auto y la llevaría a donde ella quisiera. Llegamos a la terminal y esperé a que ellos bajaran para conocer al tipo y a la joven, ella, una jovencita muy bonita, con un short muy pequeño, y top que parecía no afectarle el frío que se sentía, él, un hombre desaliñado, vestido deportivamente, no le miré el rostro, ya que los lentes y el cubre bocas lo ocultaban. Pedí un taxi y al salir de la terminal, estaba ella con él entre emocionada y divertida. Me fui al lugar donde iba pensando en qué terminaría esta historia, y cómo se dan los feminicidios, sí se dan este tipo de casos. Jóvenes que confían en extraños, que sucumben al canto de las sirenas, que no desconfían, que no ponen un límite, que se sienten halagadas cuando un tipo como éste las aborda, las seduce, algo que reiteró en varias ocasiones este hombre es que era muy persuasivo. Es preocupante que chicas como la que menciono, no sean capaces de ver más allá, que el peligro está latente, que depredadores como éste hombre las acosan, las llevan al punto donde quieren tenerlas sin que adviertan en que situación de vida o muerte están. La mayoría de los feminicidios en México están ligados a personas conocidas, familiares, novios, esposos y casos como el que vi. Chicas, no se presten a vivir estas experiencias, desconfíen, cuídense, atrévanse a decir ¡NO!. Me gustaría que esta joven leyera esta nota, que este hombre también lo hiciera y que esta historia tenga un final feliz, y sin ánimo de ofender, los feminicidios no terminarán haciendo marchas, pintando, destruyendo, agrediendo, terminarán, cuando las mujeres sepan su valía y pongan límites al acoso, a la violencia, al canto de las sirenas, cuando estudien y conozcan sus derechos y se eduque a las niñas para no sucumbir ante nadie que les hable bonito y termine con su vida. #colaboraciónparalíderesdeopinión
Maestra Lorena Resendiz

FB IMG 1600487504300 phixr

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here