#verdadesqueacomodaneincomodandelorena Hambre de poder.

0
92

El país más poderoso del mundo, nuestro vecino Estados Unidos de América, disputado por un hombre desquiciado que no pensó ser desplazado en su puesto del presidente número 45°. Este hombre, miembro del partido republicano se convirtió en presidente el 20 de enero de2017, antes de serlo, el magnate millonario amasó una gran fortuna dentro del sector inmobiliario, posee hoteles, casinos, campos de golf, entre otros. No es un hombre improvisado, fue formado dentro de la educación militar, es graduado en economía financiera, un gran acierto fue rescatar el famoso hotel Commodore en Manhattan y convertirlo en el gran emporio hotel Grand Hyatt New York, también fue dueño de los concursos de miss universo, tuvo su propio canal de televisión, su programa, “El Aprendiz” en el cual convertía a los participantes en empresarios de éxito, en 2004 alcanzó más de veinte millones de espectadores. En junio de 2015 anunció sus aspiraciones para llegar a la Casa Blanca, sin embargo, polémico como ha sido, habló mal de los mexicanos al decir que todos los que llegan a su país, son violadores, gente que lleva drogas y supuso que al menos unos pocos eran buenas personas. En esa conferencia, comenzó su propuesta para construir un muro fronterizo y afirmó que México tendría que pagarlo. Biden, el hombre que hoy le gana la presidencia era el vicepresidente en el gobierno de Obama manifestó que las ideas de Trump eran xonófobas y que los estadounidenses necesitan tanto a los mexicanos, como estos mismos a ellos .El campeón del discurso altisonante, gana las elecciones a una mujer, la demócrata Hillary Clinton en medio de acusaciones de fraude y complots con otros países. Sin embargo este hombre tan polémico y conflictivo al asumir la presidencia rompió con convenios internacionales, por mencionar algunos El acuerdo de París contra el Cambio Climático, El Acuerdo Nuclear con Irán, El Tratado de Libre Comercio para América del Norte, entre otros. Trump, a veces caricaturesco ha sido acusado de abusos sexuales, de racismo, habita cuatro años en la Casa Blanca, sus discursos sobre recuperar lo que consideró muerto “el sueño americano” y convertirse en un gran líder solo fueron un falso patriotismo. ¿Hambre de poder? Este hombre, realmente rico, ya que posee un patrimonio neto de 10.000 millones de dólares no necesita de un salario de presidente, el magnate de flequillo dorado, y gestos burlescos, es más que nada un ser enfermo de egocentrismo como tantos políticos mexicanos, que al no ganar la presidencia recurren al llamado “fraude electoral” Tuvo la oportunidad de ejercer su gobierno cuatro años, no hizo bien su papel, queda fuera, sin embargo, para cerrar, sus seguidores amañados por él, irrumpen en el Capitolio para impedir la certificación de la victoria de Joe Biden, con un saldo de 4 personas muertas, entre ellas, una mujer, fiel seguidora de Trump, Ashli Babbit, Veterana de la fuerza Aérea, quién viajó desde California para participar en la propuesta, la pregunta es ¿Valió la pena? Acaso este personaje por el que perdió la vida hará un monumento a su memoria. Cuántas veces, reñimos por personajes de la política que defendemos a capa y espada, se llegan a odios y fanatismos y al final nadie se preocupa por nadie, el poder enferma, corroe a las personas y se vuelven enemigos de sus amigos, todos dicen no querer entrar a la política, sin embargo muy dentro de sí, ansían estar en un puesto que les genera poder, olvidan que emergen del pueblo, que son servidores públicos, se destrozan con palabrería unos a otros, se admiran y culpan de lo que no hicieron, basta ver los comerciales de televisión, los políticos enajenados no se muerden la lengua para acusar a otros y convencer al pueblo de ser los mejores, tuvieron la oportunidad y no lo hicieron, ¿Quién garantiza que esta vez sí lo harán? Ahora, piden el voto y la confianza, después, ni se acuerdan de sus promesas. Pensemos bien qué tipo de gobernantes queremos, nuestro flamante país vecino eligió, ¿Bien?, ¿Mal?, el tiempo dirá la última palabra, pero tomando una frase que hizo famosa Donald Trump en su programa de televisión, “El Aprendiz” “estás despedido”, ahora se aplica a él: “ESTÁS DESPEDIDO TRUMP”. Maestra Lorena Reséndiz

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here