Raquel Ruiz de Santiago, precandidata a la Gubernatura del Estado de Querétaro, conmina a respetar las instituciones

0
62

San Juan del Río, Qro., Enero 18 del 2021.- México tiene una brecha entre lo que queremos y lo que tenemos. Queremos que primen la moderación, el diálogo, el respeto por las opiniones de las otras personas. Queremos instituciones republicanas que sean respetadas por la ciudadanía y que se las admire por su virtuosismo. No obstante, tenemos instituciones con baja legitimidad, que provocan desconfianza en la ciudadanía, expresó Raquel Ruiz de Santiago.
Expresó que es lamentable que quienes debieran promover el respeto a las instituciones, la generación de nuevos ciudadanos, el advenimiento de tiempos donde prime el civismo y el respeto a lo que somos, usen sus estafetas, con reprobable actitud, para desacreditar instituciones.
“Una cosa es que a los ciudadanos nos toque acatar las decisiones de las instituciones para mantener el contrato social vigente y que este país sea viable, otra muy diferente es que nos toque “respetar las instituciones” como muchos repiten, pero diseñadas a modo”.
Añadió que las instituciones son las que se deben hacer respetar, entre otras cosas, porque son ellas las que están al servicio de la ciudadanía y no al revés. “¿Acaso se les olvidó que éste es el diseño del Estado Mexicano, según nuestra Constitución?” apuntó.
Aseveró que pedir la renuncia del Consejero Presidente del Instituto Electoral del Estado de Querétaro, Gerardo Romero Altamirano, por una pasada relación de carácter laboral, está fuera de tono y raya en la incongruencia.
“Es por ello que hoy me dirijo a la militancia de mi partido y a la ciudadanía en general para que respetemos nuestras instituciones y el mandato consagrado en la Constitución General de la República”. Llamó al pueblo de Querétaro para que se una a este llamado de civilidad política así como a todos los actores políticos ya que “el respeto a las instituciones es imprescindible entre compañeros de armas y también entre adversarios” abundó.
Señaló que la legitimidad democrática no viene del origen ni de la finalidad, sino de la fuerza en que se ejerce, es decir, viene del hecho de marcar límites y compartirlo con los demás. Es el caso de la autoridad electoral que debe actuar con absoluta imparcialidad, tal cual lo define la legislación respectiva y con el apoyo de la vigilancia ciudadana y de los mismos partidos.
“No se trata de tener instituciones a modo, el autoritarismo ha demostrado, en todas las etapas históricas de la humanidad, ser el peor instrumento para dirigir los destinos de una nación”. Indicó que hoy, estamos en la era del “supuesto” políticamente correcto, “parece ser que hoy en día hemos olvidado el valor sobre el respeto: respetar a quien es diferente por su condición, respetar las reglas del sistema democrático, respetar aquellos que no piensan como nosotros, respetar a nuestros padres como muestra de gratitud y respetar las leyes como un deber en nuestra sociedad” dijo Ruiz de Santiago.
Al pasar de los años, el respeto por las instituciones públicas ha ido en decadencia, esto directamente proporcional al sentir de la gente pues, efectivamente, han existido errores por parte de las instituciones, que han provocado que su credibilidad sea escasa, y podríamos afirmar que nula en ciertos sectores sociales e incluso hacia los mismos partidos políticos; no obstante una fuente fundamental para que exista el civismo en México es el respeto a dichas instituciones, sobre todo por parte de nuestros dirigentes políticos, quienes lideran la brújula de la gestión pública, con el pleno compromiso social y la búsqueda de la igual entre los desiguales.

FB IMG 1611084204422 phixr

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here